Carta a mí misma, propósitos y promesas

El día 30 de diciembre cayó del cielo una canción que me puso blandita y que me ha hecho pensar en escribirme una carta a mí misma. La canción es promise, de Jimin y dice “Quiero que seas tu luz, cariño. Deberías ser tu luz. Para que no sufrieras más, para que pudieras sonreír más”. Y tiene razón. Es algo en lo que estoy poniendo mi empeño, en ser quien me salve, en ser mi propia luz.

IMG-20180424-WA0001

Foto: Samanta Jiménez

Es muy difícil quererse a uno mismo, cuidarse. Estamos tan metidos en nosotros mismos que no somos capaces de ver nuestros rasguños, el dolor que nosotros mismos nos provocamos. En mi caso, me exijo mucho y soy bastante machacona. No es algo que haga conscientemente, pero ahí está esa voz insistente que me dice siempre que puedo hacer más, dar más, ser mejor. Debo confesar que me encantaría poder apagar esa voz. Que me gustaría no escucharla a cada rato. Poder disfrutar de las cosas buenas sin ese “ya, pero…”. También tiendo a cerrarme mucho en mí misma y a quedarme a solas con lo malo que a veces puedo sentir. Sé que tengo a mucha gente que me quiere a mi alrededor. He empezado a hablar un poco más cuando no tengo un buen día, pero es tan complicado abrir la boca cuando algo por dentro tira de ti para cerrarla. Aún tengo mucho que aprender.

Este 2019 quiero cuidarme un poco más, intentar que esos rasguños sean los menos posibles. Soy una persona muy insegura y que, a la mínima, se hunde en sí misma. Me preocupo y pongo frente a mis ojos los peores escenarios. Sin embargo, esta sensibilidad para algunas cosas, contrasta con lo dura que tengo luego mi armadura exterior. Estoy ahí para todo, escucho todo, aconsejo, pongo mi hombro y mi piel. Pero en lo referido a mí, me cuesta llorar. Llorar por mí, para mí, no con una película o algo triste. Sino el hecho de desahogarme, de expresar esas lágrimas que curan.

No puedo decir que el vacío que llevo sintiendo toda mi vida ha desaparecido. En muy pocas ocasiones lo he vuelto a notar en este año, pero ahí sigue. Estoy acordándome de algunos escritos y poesías que escribí cuando era adolescente. No los entendía del todo en su momento, pero con la perspectiva y experiencia que tengo ahora siento que no he sabido tratarme bien porque aquel agujero sigue abierto en mi pecho. Lo he ido tolerando, ensanchando, haciendo que le crezcan raíces. Es parte de mí y he de aceptar el hecho de que, probablemente, no desaparezca jamás.

Sé que tengo un interior turbio. Que hay una melancolía extrema luchando siempre por arrastrarme a ella y que no la dejo alcanzarme. Alguna vez sí me coge de los talones, porque no siempre tengo fuerzas para pisarla, porque me dejo atrapar. El bienestar a veces pone sus sillones en los lugares más oscuros.

Hacía mucho que no me decía esta clase de cosas. Que no me ponía frente al espejo. Lo he pasado mal en más ocasiones de las que me gustaría reconocer en este 2018. Situaciones que me han sobrepasado y en las que me he sobrepasado conmigo. Por eso quiero hacerme la promesa de intentar tratarme mejor cuando me sienta sola. Porque no estoy sola. Nunca lo estoy.

Mi mente es una cárcel, pero la música difumina las rejas. Es lo que este año ha hecho que sean soportables algunos ratos conmigo misma. Hacía mucho que no escuchaba canciones que me intentaran hablar, que me hicieran replantearme la relación que mantengo con mi cuerpo, con mis pensamientos. Por eso los dos proyectos que empecé este año a escribir van mucho en sintonía a ese mismo mensaje. Conocerse a uno mismo, aceptarse. Y mi proyección en redes están intentando ir en esa línea también. Solo nos tenemos a nosotros mismos, no podemos ser otros; no es posible y no va a pasar.

Llegados a este punto, en el que he releído ya unas trescientas veces lo escrito, mis lágrimas ahora sí son mías. Qué raro sienta a veces reencontrarse, verse reflejada en las cosas que escribes sobre ti.

Sonia, eres testaruda, pero también fuerte. Has salido de muchas y aún ves las cicatrices de las batallas, aquellos moratones. A veces te da miedo mirarlas, sobre todo que el resto las vea. Sabes que tienes que dejar de pensar en que son debilidades. Todo te ha traído a este momento. Un momento feliz, de cierto equilibrio y paz. Debes prometer ser más honesta con tus sentimientos, tener paciencia con ellos. Cuidarte un poquito más, ser coherente con tus actos y tus palabras. Sé tu luz, nadie va a brillar por ti, nadie puede ser tú, vivir lo que tú. Prométeme seguir siendo fuerte. Prométeme pedirte perdón cuando toque.

Te quiere a veces,

yo.

Cuando al final hay un sí

¡Hola, bonitos y bonitas!

Hace un tiempo escribí una entrada en la que expresaba mis quejas sobre la pasividad y la no contestación de las editoriales a las que enviabas tu manuscrito con todo tu amor; sobre el mal rato que se pasa al no saber, y que era mejor un <<no>> a la incertidumbre.

Bien, pues la espera ha tenido su recompensa.

Sí, habéis leído bien. A mí me ha costado mucho hacerme a la idea, pero es cierto.
Está pasando.

¡Voy a publicar con la editorial ONYX!

giphy (37).gif

Y no cualquier cosa. LA HISTORIA. Aquella que más me ha gustado escribir y leer. La que siempre digo que es por lo que quiero que se me recuerde. Muy del estilo Ghibli. Fantasía. Con un mago, una bruja y una chiquilla que no sabe cómo ha llegado a esa situación.

presentación escritores-02.jpg

¡Me siento tan feliz!

Pronto más noticias.

GRACIAS por el apoyo. Gracias de verdad.

Arco iris y monstruos

¡Hoy he publicado un nuevo relato! En realidad no lo esperaba. Actualizo el blog únicamente cuando estoy inspirada y me gusta lo que he escrito. Además, como parece que mi #NaNo está muertísimo, me contento con escribir este relatillo hoy. ¡Espero que os guste!

Leyends Of Puppets

No nos damos cuenta de los verdaderos fantasmas hasta que los vemos. Siempre es así. Da igual lo que hagamos. Si no nos los encontramos de frente, no sabemos que existen. Y no hablo de los fantasmas propios.

Mi hermano pequeño ha sido siempre como un arco iris. Brillaba más en los días de lluvia. Él creaba su propio sol y lucía fuerte y colorido. Saltaba, bailaba, dibujaba simpáticos animalitos, te hacía reír con cualquier tontería que se inventara. Era color violeta, suave y dulce. Aquel tono que se asocia con la magia. Con el entusiasmo y la ilusión.

Me gustaba hacerle de rabiar, pero no fue sino en una de esas ocasiones cuando lo descubrí. Su secreto. Aquel temor terrible.

Se estaba bañando. Papá siempre tenía que forcejear con él para que se duchara. Era arco iris, pero el agua le daba tirria por alguna razón. A veces gritaba…

Ver la entrada original 242 palabras más

2º aniversario Fugitivo

🎉Hoy se cumplen dos años de la publicación de mi primera novela, Fugitivo. 🎉

No hay texto alternativo automático disponible.Un día como hoy llegó el repartidor a mi casa con unas cuantas cajas, las dejé por el salón y las abrí una a una con una emoción tan increíble que aún hoy, recordándola, me sobrepasa. No soy capaz de expresar la mezcla de orgullo y satisfacción personal que da tener el fruto de tu esfuerzo e ilusión en tus manos.

IMG_8434hj4

A la semana siguiente, conocí a una de las chicas más especiales y de las que más apoyo recibí en ese primer momento de anonimato, Elena, La Trotamundos. Y luego, otra booktuber encantadora le haría la primera videoreseña súperpositiva a Fugitivo, Aurora (del canal The Aurorix). Elena me comentaría en febrero que ella iba a asistir a una presentación de un segundo libro de una trilogía, a la que me animaría a ir y gracias a ello conocería a la maravillosa Rolly Haacht. Una de las luces que no dejan que me rinda, una amiga con mayúsculas. Fue la primera vez que hice un intercambio y conocí a mucha gente bonita que sigo su actividad por redes y que veo en las BLCs o en presentaciones de libros.

Presentación de “Virtud y Verdad” de Rolly Haacht (2016).

IMG_20170602_132224732Después una lectora y bloguera preciosísima empezaría a hablar conmigo y trabaríamos una amistad tan fuerte que sigue a día de hoy. Mi querida Lidia Weasley. A pesar de cumplir el sueño de autopublicar, me quedo con haber conocido a tanta gente talentosa y haber creado un grupo de WhatsApp con Rolly y Lidia. Hemos vivido en estos dos años muchas cosas juntas y habéis estado ahí en mis momentos más oscuros y terribles. Os debo mucho.

Después conocería a Iria y Selene, a Alba Quintas, a Gema Bonnín y a mucha gente más que serán inspiración constante.

IMG_20160123_113757

Brienne, de Fugitivo. Ilustrada por Marta Montell.

Aún hoy, Fugitivo me sigue acercando a muchas personitas que me apoyan cada día. Algunas las tengo desvirtualizadas y otras no, pero espero hacerlo algún día porque merecen MUCHO la pena. Entre todos destaco a: Carmelo Beltrán (que se está convirtiendo en un lector 0 rutinario y fanboy muy chachi), mi Sammy Weasley (amiga y fotógrafa), Alhana (RhiverCross), Arantxa Comes, mi tocaya Sonia, Manuel Mairal, Aitziber, María, Nayade, Arturo (Aruv, que hizo una lectura conjunta de Fugitivo), Isabel (libros citados), las maravillosas lectoras 0 de mi última novela, Marta Montell (que me dibujó a Brienne, un personaje secundario de la novela), las chicas del Gato de Cheshire (por el trato y los vídeos guays que hacéis), Deborah Heredia, Esther… Y escritoras que leo en la sombra y stalkeo porque adoro: Andrea Tomé, Beatriz Esteban, Clara Cortés, Victoria Álvarez, Laura Tárraga…

Así que, en resumen, en estos dos años han pasado muchas cosas. No he cumplido mi sueño inicial, que es publicar de forma tradicional; pero sí que he escrito dos manuscritos más y estoy con el tercero. Todo son historias autoconclusivas y de géneros diferentes. Terminé mi primera novela con 15 años, que se llamó Luz oscura. Era fantasía juvenil y hablaba sobre la muerte y las fuerzas que hay al otro lado. A los 17 vendría Fugitivo, una historia de ciencia ficción que comienza como una utopía y acaba siendo una distopía donde la inclusión es plena y tiene personajes LGTB (sus protas, por ejemplo). Retocaría un poco las tramas en los años siguientes y la autopublicaría a los 23 con Círculo Rojo (noviembre, 2015). La tercera y cuarta novela las acabaría en años consecutivos y serían una fantasía de aventuras oscura (La posada Shima: el sacrificio del mago) y un young adult que trata la depresión como hilo conductor de la historia (la chica del corazón de agua).

giphy (36)

Pero como un aniversario no es un aniversario sin un premio, ahí va el mío:

Voy a sortear dos ejemplares (porque hago dos años) de Fugitivo entre todos los que hagan RT al tuit que colgaré en mi perfil de twitter y me sigan. ¡Súperfácil! Es mi manera de premiar que estéis dándome tanto apoyo.

Ojalá pudiera ofreceros más, pero por ahora es lo que hay. Esperemos que el año que viene podamos darle la bienvenida a otro retoño literario. ¡Cruzo los dedos!

giphy (21)

¡Empezó el #NaNoWriMo!

NaNoWriMo

Ya llevamos una semana del NaNo. ¿Cómo se está dando la cosa?

Yo no llevo demasiado escrito. Se supone que ya debería haber sobrepasado las 10.000 palabras y no llevo más de 5.000… En estos últimos días no he escrito nada porque estoy de vacaciones y he estado fuera todo el día. ¿Quizá hoy sea el día en el que vuelva a la rutina? Parece ser que no.

Mi objetivo, como ya dije en la entrada anterior, no es llegar a las 50.000 palabras, si no escribir. Porque creo que hay que enfocar este tipo de retos de manera personal. Nadie es igual ni trabaja igual que el que tiene al lado. Como bien dice Beatriz Esteban en esta entrada: “Tienes tu propia historia esperando ser contada. No importa el cómo ni el cuándo“.

El dilema principal con el que me he encontrado es que he estado dudando mucho sobre el proyecto que quería coger. Demasiadas historias. Pero sabía que la que debía elegir era la que me moviera algo por dentro, la que me dijera que tenía unos personajes tan diferentes y necesarios que debían de existir. Así que he escogido ese proyecto que actualmente se llama Héroes de papel.

No sabía a dónde me iba a llevar aquel word con 3 hojas escritas, pero al cuarto día del NaNo, mientras iba en tren, tuve una revelación. Tenía dos ideas en words diferentes de historias que tenían mucha relación entre sí. Y, dado que si las hubiera desarrollado por separado habrían parecido muy iguales, he decidido juntarlas. Y me siento muy feliz de haberlo hecho porque el proyecto ha crecido y he encontrado ganas extras para ponerme a escribir. (Vamos a omitir el hecho de no haber tocado el ordenador en esta semana, porque sí que he cogido la libreta para apuntar ideas y tramas).giphy (14).gif

Este año he leído historias reales muy duras de chicas que han sido muy valientes por haberse atrevido a contar su historia. A pesar del horror, leerlas ha sido inspirador. Y a raíz de esto, yo quería también contar algo motivador para dar voz a quien no puede o no se atreve. Quería hablar de aquella semilla que todos tenemos en nuestro interior y que crece en las adversidades. Que aunque todos pensemos que en ciertas ocasiones somos unos cobardes, no es del todo cierto. Solo que en algunos esa semilla germina con más lentitud.

Pero no quería darle una atmósfera de drama, así que he introducido un factor fantástico para que el contraste sea aún mayor. No sé qué conseguiré al final con todo esto, porque creo que estoy siendo cruel con la historia personal de algunos de mis personajes. Y mira que por lo general no lo soy (bueno, en La Posada Shima sí lo fui un poco… Vale, bastante.) Pero creo que va a quedar un mensaje finalmente positivo. Sí, digo creo porque es la aventura de ser escritora de brújula, que no sé con qué me voy a encontrar en mi escritura.

¿Y vosotros?
¿Cómo lleváis la primera semana del NaNo?

Planifiquemos el NaNoWriMo

Esta no era la entrada que tenía pensada escribir, pero me lleva a enlazar con lo que sí quería abordar: que escribir con objetivos y con alguien al lado, hace la experiencia mucho más rica y te hace ser más constante. Y es que estamos casi a las puertas de noviembre, y eso solo puede significar que se avecina ese mes. El mes del NaNoWriMo.

Mis dos últimos manuscritos terminados tuvieron un fuerte empujón gracias al NaNoWrimo de esos años.

NaNoWriMoY te preguntarás, ¿qué es eso del NaNoWriMo? Pues es el National Novel Writing Month. Y consiste en escribir en un mes 50.000 palabras, o lo que es lo mismo, una novela corta. Es un pretexto para escribir, para adelantar, para desempolvar historias antiguas, relatos con tirón, para construir un intrincado worldbuilding… Así que afilad las plumas y despejad el escritorio, abrid la mente y poneos esa lista de reproducción que os hace ser creativos. Inscribíos en la página (web oficial), y picaos con vosotros mismos para conseguir el ansiado trofeo de la satisfacción personal. (Esto ha sonado muy a anuncio, ¿no? Juro que no me llevo comisión).

fghfgfjfjdgj2

Portada no oficial del año pasado que hice para el #NaNoWriMo.

Por mi parte, llevo dos años precisamente participando en el NaNo y ha sido con las dos novelas de las que hablo siempre: La posada Shima y La chica del corazón de agua (aunque solo en el 2016 empecé a tomármelo en serio y a inscribirme e ir actualizando mi perfil. ¿Quieres ver cómo me fue el año pasado? Hice una entrada hablando de ello).

Ninguna de las dos novelas las he empezado ni acabado en ese tiempo (yo escribo muy, muuuuuy despacio), pero sí ha sido en ese mes cuanto más he adelantado porque me obligaba a sentarme y a rellenar el calendario de palabras escritas (se supone que debes escribir al día 1666 palabras).

Solo que soy muy críticagiphy (9)A mí no me sirve sentarme a escribir sin más. Releo siempre lo que ya llevo escrito, por eso soy tan poco productiva. Me gusta pulir y pulir. Esto es contraproducente también para mí, porque veo que al final el contador de palabras crece demasiado lento y he invertido demasiado tiempo sin haber conseguido avanzar.

Pero aquí hemos venido a participar y mi objetivo es ver si consigo por fin arrancar con un nuevo proyecto. Aún no tengo uno elegido (pero no por falta de ideas, precisamente me ocurre lo contrario, que tengo muchos frentes abiertos y todos me gustan). Espero conseguir en esta semana elegir uno y darle a la tecla con decisión.

Estoy deseando ver mi TL llena de objetivos, ideas, ilusión y apoyo. Me parece un mes precioso. Una iniciativa genial. ¡Anímate!

¿Vas a participar?